Bodegón de crasas y suculentas, te damos consejos para cuidarlas

En primer lugar vamos a aprender a diferenciar  estas  peculiares plantas.

Las crasas

Las crasas se definen botánicamente, como suculentas no cactáceas, es decir, son plantas suculentas, lo que implica que son capaces de almacenar agua y reducir su transpiración, pero no pertenecen a la familia de las cactáceas, curiosamente la botánica no las distingue tanto: cactus y crasas pertenecen a la misma familia vegetal (la familia de las suculentas), con una salvedad importante.

Que el lugar donde han crecido, por circunstancias climáticas, ha variado la evolución de la especie. Una respuesta natural de adaptarse al medio en el que viven que también marca de una manera inevitable su forma de guardar agua.

Los cactus

Los cactus forman parte de la familia (suculentas denominada cactáceas), estas especies como buenas crasas que son se caracterizan por acumular agua y nutrientes en sus tejidos, así pueden adaptarse sin problema al hábitat  en el que se encuentran. Gracias a ello pueden sobrevivir en terrenos áridos y secos.

Características de las cactáceas:

  • Plantas suculentas
  • Tallos poco ramificados
  • Espinescencia foliar
  • Pubescencia
  • Sistema radicular amplio y superficial
  • Fotosíntesis peculiar CAM

Algunas especies se pueden utilizar como alimento, por ejemplo  los frutos de la higuera chumba (Opuntia Ficus-Indica); bebidas como agua miel o sirope de Agave, con propiedades medicinales la más popular de todas, Aloe Vera.

Te damos algunos trucos

Trucos para tener tus suculentas sanas y preciosas :

  • La maceta debe tener agujero en la parte de abajo para que no acumule exceso de agua y comience la pudrición.
  • La composición del sustrato adecuado, una parte de turba, 1 parte de vermiculita, una parte de compost, 1 parte de arena, o también hay a la venta bolsas tierra ya preparadas, existen muchas variedades de nutrientes como la cáscara de huevo triturada.
  • Para un riego eficaz dejaremos secar la tierra entre riego y riego, introduciendo la punta del dedo en la tierra sabremos si nuestra planta necesita agua, si es así cogeremos un recipiente o plato con agua y a continuación colocaremos la maceta en el agua, cinco o diez minutos serán suficientes para que nuestra planta tome el agua que necesita, después retiraremos el  plato o recipiente con el agua sobrante.
  • Prohibido pulverizar las hojas con agua ya que entre las hojas se puede acumular agua y llegar a pudrirse o peor si la expones a los rayos de sol las gotas de agua harán efecto lupa creando quemaduras irreparables a nuestra planta.
  • Sólo se puede regar con pulverizador cuando estamos cultivando nuevos brotes, o sea bebes en crecimiento.

La plaga por excelencia que ataca a nuestras suculentas es la cochinilla algodonosa o Cotonet , suele aparecer cuando la planta está enferma, débil o sufre de estrés,  la podemos tratar con alcohol metílico, jabón potásico y aceite de Neem.

Plaga de Cochinilla en Suculentas y crasas

Plaga de Cochinilla en Suculentas y crasas

La reproducción de las suculentas es muy sencillo, pero eso es otra historia…

 

Florella Gloria

Últimas entradas

Categorías

Escribe un comentario

También te puede gustar: